Círio de Nazaré

El Círio de Nazaré, realizado en el mes de octubre en Belém, moviliza fieles...

El Círio de Nazaré, realizado en el mes de octubre en Belém, moviliza fieles de todo Brasil y es considerada la fiesta cristiana más grande y longeva del país. Este año se conmemora la 227ª edición de esa festividad, que suele reunir cerca de 2 millones de personas, entre religiosos y turistas. El día más importante de la celebración es el segundo domingo de octubre, fecha en que la imagen de Virgen de Nazaret realiza la procesión por las principales calles de la ciudad, desde la Catedral Metropolitana hasta Basílica de Nazaret.

La historia de la Virgen de Nazaret de Belén comenzó en 1700, cuando su imagen fue encontrada en un canal y rescatada por un hombre, que la llevó a casa. Inexplicablemente, la imagen volvió al lugar de donde había sido retirada – y eso se repetía cada vez que la santa era llevada del lugar. A causa de ese milagro, el pueblo comenzó a hacerle homenajes. Sin embargo, el Cirio solo se inició en 1973, cuando la imagen regresó de Portugal, donde había sido enviada para ser restaurada. Cuando la imagen llegó a Belén, fue acompañada por miles de fieles y se consolidó la tradición.

Uno de los grandes símbolos de esta romería es la cuerda de sisal torcido: los fieles se aglomeran para sostenerla, pues tocarla es una gran prueba de la fe de los seguidores de la Virgen de Nazaret y les trae una gran fuerza espiritual. El acto requiere también mucha fuerza física: la cuerda tiene cerca de 400 metros de largo y pesa aproximadamente 700 kilos.